Empatía

Empatía. Porque solo son dos minutos.

Sí, por eso que llaman empatía, leed estos dos hilos de Twitter.
Hasta el final.

Por empatía o por curiosidad. O por lo que sea.
Pero leedlos. Hasta el final. Merecen la pena.
Yo no soy capaz de añadir nada útil. Mis palabras no mejoran el mensaje. Leed.
Hasta el final.

El primero, de Beatriz Abeleira. De Toledo. Pero de cualquier ciudad. Escrito con el corazón y desde el lógico malestar de tripas:

(¿No sabes como verlo entero? Pulsa en la fecha para abrirlo en una nueva ventana o, si prefieres leerlo del tirón, pulsa aquí.)

El segundo, de Marta Serrano. Más cerebral, más racional. Porque siempre hay un porqué. Y porque, en el fondo, este es quiere ser un blog con cierto criterio técnico. Y ella lo aporta al problema.

(¿Otra vez? Ainsss, o pulsa en la fecha o aquí.)

¿Habéis leído? Pues ahora, pensad.
Porque no son dos minutos. Nunca son dos minutos. Reconozcámoslo.
Y, finalmente, aprendamos.

Anuncios

Un pensamiento en “Empatía

  1. Totalmente de acuerdo. Nosotros somos una empresa ascensorista y de accesibilidad y podemos corroborar que todavía existe poca empatía acerca de la movilidad universal. Desde el escalón de la entrada de una tienda o vivienda, hasta la plaza de parking, garantizar la accesibilidad es cosa de tod@s.

Y tú, ¿qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.