Volvemos a la primera línea (o de por qué estuvo CSyC sin actividad)

Sí, os tengo olvidados desde hace meses. No tanto al blog como tal, puesto que en este tiempo he preparado algún texto que está en borrador y que (probablemente) vaya publicando poco a poco, pero sí a quienes podíais estar esperando algunas ideas o comentarios Con sentido [y] crítico o incluso interesantes por aquí. Pues bien este texto es una buena ocasión para un “explica, que no exculpa“,

ya que no, no voy a pedir disculpas, no creo que proceda, sino más bien explicaros porqué este silencio que al igual que los taburetes usados para ordeñar vacas (parafraseando al Dr. Sheldon Cooper en representación pro se) se basa en tres patas.

La primera pata, quede claro, soy yo. El primer causante o culpable de la ausencia de publicaciones soy yo. O, más bien, mi estado de ánimo 3.0. Sí, esta ha sido es una fase en la que la desidia, la desgana, la desmotivación y toda una serie de sentimientos complementarios no muy positivos han llenado mis venas cada vez que por mi cabeza pasaba la idea de publicar un artículo nuevo.

En primero de blogues te dicen que la esencia de un buen bloguero se basa en la regularidad y la fidelidad para con sus lectores.

Y no, no os preocupéis quienes no practiquéis la navegación activa: es normal. Escribir en un blog, sobre todo cuando no lo haces por necesidades profesionales, de negocio o de beneficio (y no es éste ninguno de los tres casos) es, en realidad, una especie de montaña rusa en la que tienes épocas de extraordinaria producción y épocas de ausencia.

En primero de blogues te dicen que la esencia de un buen bloguero se basa en la regularidad y la fidelidad para con sus lectores. Pues bien: no soy un buen bloguero. Es evidente. Nunca lo he sido y, sospecho, nunca lo seré. Por lo que considero que retomar el blog después de un parón, aún existiendo previamente, va a ser como empezar de cero: debo de ganarme, de nuevo, vuestra confianza y fidelidad. Que lo consiga o no depende de lo que haga a partir de ahora. En todo caso, siempre, gracias por estar al otro lado de la pantalla incluso en mis ausencias.

La segunda pata por la que he estado más bien en silencio ha sido de carácter profesional. Ha sido y también es. En este año 2017, y después de diez años, estoy disfrutando de un pequeño gran cambio laboral (temporal), un cambio que no es cambio pero que me exige cambiar y, sobre todo, una seria puesta al día en temas y asuntos que hasta ahora eran tangentes en mi vida profesional. Y no solo eso, sino ahora estoy más expuesto a la opinión pública y de una forma bastante más directa que anteriormente estaba, no porque el trabajo haya cambiado en su esencia.

Estaba expuesto a la crítica del ciudadano, es lo que tiene el trabajo en obra pública, aunque estaba en una cómoda trinchera. Ahora estoy en el medio de un precioso campo de minas en el que cualquier movimiento corre el peligro de convertirse en una explosión, rodeado de granadas de mano de las que, además, parece que tiras la anilla y te quedas con la parte explosiva…

Es por ello por lo que un extraño sentido de la prudencia profesional me ha pedido guardar silencio y contener las ganas de decir unas cuantas cosas bien dichas y a la cara sobre temas candentes y tan dispares como la contratación pública, el urbanismo, el muy mal llamado feísmo, el patrimonio, el compañerismo, etc. Y creedme cuando os digo que me ha costado horrores no decir cuatro cosas públicas a algún ciudadano concreto más allá del hecho de dar la cara puntualmente ante citas torticeras y falaces, mentiras e…eeeem… bueno, Pepiño, eso mismo: prudencia y silencio (e palabras onde cumpra).

Donde no he parado es en mi cuenta en Twitter… (¿he colado una autopromo?)

Lo que sí he hecho, ya digo que un poco forzado por la situación, es una necesaria puesta al día teórica y práctica. La formación de un profesional (o de quien aspira a serlo) pasa, seguramente, por ser constante en la formación y. por ello, he cursado más de una actividad tanto de carácter oficial como oficiosa, incluso, de esas que no son demostrables para el currículo; he hecho múltiples lecturas de otros blogs profesionales, de libros, de artículos, he visualizado vídeos de conferencias, charlas, asistido a varias… En fin, formación, formación y formación para tapar los múltiples agujeros que uno tiene que, sí, por supuesto, tengo.

Lecturas de verano

Lecturas de verano

Y la tercera pata de este taburete cooperiano es una cuestión administrativa y legal sobre la que no tengo mayor interés en profundizar, sino más bien en comunicar: vuelvo definitivamente a las aulas y a la formación (¡yupi!) tras haber tramitado definitivamente mi segunda actividad. Bueno, vuelvo al mercado de, en principio, aunque algún proyecto y propuesta hay por ahí ya. Durante seis meses he estado pendiente de trámites que se resolvieron este mes de forma favorable a mis intereses y, desde ya, estoy con ganas de afrontar nuevos retos como formador.

¿Formador de qué? Pues de lo mío, es decir, lo que se refiere a la formación informática en aplicaciones CAD (AutoCAD y Microstation), GIS (AutoCAD Map, ArcGIS, y empezando a prepararme en QGis), aplicaciones de presupuestos, mediciones, planificación y gestión de obra (como el Presto o el Project) y alguna cosa más; pero también en temas complementarios, teóricos e, incluso, en asuntos más interactivos como el último proyecto-idea que tengo entre manos y que, como buen proyecto, como buena idea, merece la pena que siga en lo privado por el momento

Ya que estamos, cuelo otra auto-promo y dejo acceso fácil al formulario de contacto por si a alguien le interesara y tal…

Así pues espero, de nuevo, volver a la primera línea y, quizás, eso pretendo, revitalizar el blog como se merece y regresarlo a una actualización normal. O, mejor dicho, como merecéis. ¿Seré capaz?

Anuncios

Y tú, ¿qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s