Cuando los mapas explican: In a Nutshell (Kurzgesagt)

Dejando ya todo lo comentado sobre Lavedra y el debate que, en el fondo, podríamos simplificar en la pregunta “¿necesitan las ciudades autopistas o avenidas?”, recupero ahora un tema sobre un artículo que hace un par de meses publicaba bajo el título Cuando los mapas explican: #whysyria y #whymaps, en el que me hacía eco de un vídeo, simple y fantástico, que explicaba en unos minutos el porqué de la situación en Siria (y Oriente próximo). Pero no queda ahí la cosa porque, como en todo, hay dos (por lo menos) perspectivas para el mismo hecho.

Y si todavía no has visto el vídeo, antes de continuar, vuelvo a compartirlo para que puedas verlo:

Lo interesante del vídeo, a mi juicio, no era tanto la exactitud histórica, que posteriormente se le ha exigido y que, de hecho, se ha usado para desacreditar su contenido, cuanto la capacidad de transmitir de forma llana su contenido.

Yo soy de los que piensa que, de una forma o de otra, cuando te atreves a publicar lo que sea donde sea (aquí mismo), haces un ejercicio de documentación, de análisis, de revisión, de objetividad, y no la sueltas por soltar, que para eso están los políticos. Por lo tanto, sí, hay mucha paja y poco grano en los mundos digitales pero, cuando alguien, por lo que sea, publica algo, sabe de lo que habla y está en condiciones, por mínimas que sean, de hacerlo.

También soy consciente de que, de una forma o de otra, quien publica tiene la intención de transmitir algo, tiene un objetivo, quiere provocar una inclinación hacia una opción, quiere influir en el criterio del lector, quiere “convencerte“, por decirlo en una sola palabra. De hecho, usamos (me incluyo) títulos, nombres y técnicas rimbombantes que nos ayudan a visibilizarnos (y que, su objetivo general es, en realidad, provocar para la lectura).

Y yo soy tan así que eso de convencerte ya lo dejo para otros y con abrir el debate -sea aquí o sea en foros y lugares a los que ni tan siquiera puedo llegar- me doy por satisfecho.

Retomemos. Me había hecho eco del vídeo por lo que respecta al hecho de usar mapas, la representación, la capacidad de los “chicos de las rayas” de transmitir ideas, conceptos, a través de este lenguaje universal que es el dibujo, que es la ilustración o que es, de forma más genérica, la representación gráfica, que en manos de tantos está, que tanto se descuida y a la que tan poco mimo se le ofrece.

Desmontando(?) el vídeo

En cualquier caso, claro está, toda acción tiene su reacción desde antes de que Newton enumerara las leyes de la Física. Y si la acción fue el vídeo de #whysyria la reacción hay que asignársela al artículo de Daniel Iriarte “Oriente Medio es la hostia”: desmontando el vídeo viral que ‘explica’ la guerra de Siria que se publicaba el pasado día 14 de diciembre en El Confidencial. El artículo desarrolla razonadamente y en siete puntos las que el autor denomina inexactitudes que contiene.

Y personalmente no es que discrepe en lo que comenta. En lo que discrepo es en el factor escala de ambos trabajos. Me explico.

Creo que el vídeo que se analiza, creo, está desarrollado con un criterio, objetivos e intenciones “a gran escala“, sin entrar en detalles tan puntuales como se detalla en el artículo. Evidentemente, estos detalles tienen su importancia y transcendencia, y forman parte de las causas, razones y sinrazones de ese polvorín incesante que es Oriente Próximo, polvorín del que salen y al que llegan todo tipo de balas, proyectiles y bombas, armamentísticas y dialécticas. Pero, ¿son visibles a la escala del vídeo?

Quizás, simplemente, el análisis que Daniel Iriarte publica, es más detallado de lo que el equipo de #whymaps quiso mostrar y, probablemente, ambas lecturas sean, simplemente, complementarias, y no se desmonte una por la otra… aunque sea lo que inicialmente se pretenda.

En todo caso, intento y recomendo ser consumidor racional de contenidos y no quedarse nunca con la idea de otro -especialmente si es “la mía”- y construir y usar un criterio propio con el conocimiento de ambos bandos, con perdón, y no solo por el que más te guste. En definitiva, ser críticos, que no criticones.

In a Nutshell – Kurzgesagt

El artículo de El confidencial termina con un regalo cuando dice:

Parece que los autores trataban -con muchos menos medios- de imitar este clip, que sí consigue relatar de forma simple a los profanos el surgimiento y expansión del Estado Islámico.

Y, vaya, a mi, que ir mirando y aprendiendo me gusta más que un caramelo a un niño, es dejarme un camino de miguitas y seguirlo, feliz y contento de la vida. Y es el caso de este canal de Youtube, Kurzgesagt, así llamado originalmente y que creo que vendría significando “en pocas palabras” si lo traducimos del alemán. Recientemente han decidido rebautizarse como In a Nutshell, que si bien entiendo que tendría la misma o similar traducción literaria, me gusta especialmente la traducción literal: “en la cáscara de nuez” (como el barquito de la canción…).

He estado viendo algunos de sus vídeos y sí, efectivamente, tienen su parecido en la esencia, pero transmiten una imagen mucho más acabada, más profesional que, a quien ve, le puede llevar a un pensamiento de mayor seriedad que otros canales cuando, en realidad, y probablemente, la fiabilidad de los datos e información podría ser la misma o, incluso menor porque, a estas alturas de la película, ¿aún no hemos aprendido que los ojos nos engañan y que el aspecto no importa?

Sea como fuere, para cerrar este artículo, uno de sus vídeos y la invitación para que tú mires más. Y recuerda: las comparaciones son odiosas. O eso dicen…

Anuncios

Y tú, ¿qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s