¿Ampliar o humanizar? El caso de Lavedra en Coruña (IV)

Hoy vuelve a ser noticia en la prensa local una nueva reunión, mantenida ayer, entre representantes del Ayuntamiento de A Coruña y del Ministerio de Fomento para alcanzar una solución para el problema de Lavedra, que parecen acercarse al “punto medio“. Y yo tenía pendiente cerrar este ciclo de artículos con opinión sobre el tema.

Pues vamos a ello, casi ya a modo de conclusiones.

Y para cerrar el asunto quiero compartir parte de la conversación que, entre cervezas –beban con moderación-, mantuve con un buen amigo, arquitecto de profesión, del gremio de los técnicos y sensatos, a mi entender, alejado de esa corriente de ideólogos divinos de proyectos de papel o para las revistas, ese tipo de soluciones pseudo-constructivas que son necesarias para entrar en ese 10% de alumnos calificados con un aprobado raspado en las asignaturas de proyectos de la ETSAC. La verdad es ambos coincidíamos bastante en nuestra visión particular del problema, y ambos habíamos llegado a ese punto por nuestros medios y desde un punto de partida diferente.

Cuando llegábamos de forma natual a esa conclusión, ambos coincidíamos en que es una ideología muy interesante, muy válida, y que ofrece una imagen urbana francamente deseada y hacia la que merece la pena tender. Porque la propuesta de humanización es buena, merece un estudio serio y despolitizado y merece atención. Y a todos, cuando dejamos al margen nuestras ideologías políticas, esas que condicionan nuestra expresión pública, a todos nos gusta circular y pasear por una vía verde, arbolada, cuidada, agradable para la vista, aunque solo la usemos para ir desde el punto A al punto B, sin más.

Pero, al mismo tiempo, coincidíamos en que lo que en realidad deseamos en cualquier ciudad son calles humanas y humanizadas, sin baches en las calzadas y bien pintadas y señalizadas, con aceras anchas y accesibles, sin obstáculos, sin baldosas de la acera sueltas, de esas que pisas en invierno, cuando llueve, que estamos en Galicia -el País de las Maravillas-, y te salpican y ponen perdidas las piernas y/o pantalones, calles en las que se devuelva la ciudad a los peatones de verdad, tras años de conquista del automóvil, lo que sucedió tal y como aventuraba en sus clases el profesor Dalda allá por los años noventa (“si no le das su espacio al coche, acaba conquistándolo por su cuenta“).

Sí, efectivamente, cabe humanizar Lavedra y desarrollar una actuación puntual que sea ejemplo, impronta y base para el futuro pero, en pocas palabras, lo que verdaderamete necesitamos en nuestras ciudades es la Reconquista de la Ciudad consolidada.

Y, por supuesto, para ello es necesario generar una buena red de un buen transporte público de verdad, ágil, rápido y barato, con buenas frecuencias de autobuses urbanos e interurbanos o metropolitanos. Y para ello seguramente haga falta re-implantar el demonizado carril bus, del que se dijo que era la causa del cierre de los comercios locales, para que regrese a donde estuvo y extienda su funcionamiento al resto de la ciudad.

No solo favorecía al transporte público, el carril bus mejoraba la imagen de las calles ofreciendo amplitud. Foto de julio de 2011. Fuente: http://busurbano.blogspot.com.es/

 

No todo va a ser asfalto

Quizás quepa fomentar la incorporación de los transportes marítimos a los métodos y flujos de movilidad de las personas -y quizás vehículos- habituales, diarios, que por puertos e instalaciones portuarias en el entorno metropolitano no va a ser, aunque haya que adaptarlos a la novedad, y facilitar así el trasladado de pasajeros desde el centro de la ciudad de A Coruña, desde la Dársena, hasta el otro margen de la ría, Santa Cruz o Mera, por ejemplo, pero quizás también conexiones con Betanzos, Pontedeume o Ferrol mismamente.

Y fomentar y desplegar un servicio de ferrocarriles de cercanía completo y funcional, pese a lo compleja que pueda ser su implantación en la orografía gallega. Seguramente las redes de ferrocarriles que de hoy tenemos en Galicia estén infrautilizadas y herederas de una planificación localista que lleva a la ridícula realidad de que a ninguno de los tres aeropuertos gallegos se pueda llegar en tren (y casi casi, ni en autobús público).

Porque si para dejar el coche en casa te ves obligado a dedicarle una hora y diez de tu tiempo en el traslado diario en transporte público en una ciudad como Coruña, va a ser que algo falla en los cimientos del sistema.

Porque eso es lo que precisamente justifica que finalmente todos optemos por el coche, es lo que justifica que sigamos ampliando carres y carreteras con asfalto y hormigón ya que, atascos incluidos, todos queremos pagar con solo diez-veinte minutos los desplazamientos.

Y es entonces cuando se hace evidente que algo esencial está fallando en el planteamiento de la movilidad urbana de las ciudades, y de A Coruña en concreto, más allá de un tramo puntual de una avenida concreta y de un momento concreto.

La historia apenas acaba de comenzar. Desde un punto de vista de gestión política municipal los ciclos de gestión política son de cuatro años, y, vaya, apenas han pasado seis meses para que llegaran y pudieran organizarse los nuevos gestores. Es cierto que puede ser tiempo para mucho, pero muy poco cuando se habla de temas como estos. Tengamos en cuenta que, por ejemplo, el período de vigencia para el que se redacta un Plan General de Ordenación Urbana es de unos veinte o veinticinco años, puesto que es el tiempo en el que se puede considerar una transformación suficientemente profunda en la ciudad como para plantearse su modelo de gestión legal de nuevo.

Y fin. Bueno, salvo mis conclusiones, lo más “este Pepin” que espero compartir en breve.

Anuncios

Y tú, ¿qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s