Mapas, cartografía, política y sociedad

Últimamente estoy un poco callado en este blog. Este silencio tiene sus razones, evidentemente, y entre otras, el hecho de estar sufriendo últimamente un resfriado físico y otro más intenso informático, ya que esta temporada estoy sufriendo severos problemas informáticos, nada que no tenga cura [espero].

No obstante, por charlas y conversaciones recientes, es imposible no buscarme la vida para compartiros aquí este vídeo que, de una forma simple y facilona, explica muy a las claras cómo son la proyección Mercator y la proyección de Peters, cómo se considera a uno o a otro como socialmente correcto o incorrecto, y cómo un político cualquiera -en este caso, representando en los protagonistas de la serie americana “El ala oeste de la Casa Blanca“- escucha las palabras de cartógrafos como si en japonés les hablaran.

Visto esto, me pregunto ¿los sesudos técnicos asesores del Ministerio, por ejemplo, de Economía, actuarán igual cuando los representantes de las organizaciones colegiales o asociaciones profesionales se reúnan con ellos para tratar algún tema de la LCSP, Certificaciones Energéticas, Energía Solar, Rehabilitaciones de Edificios, etcétera?

Dicen que la realidad siempre supera a la ficción…

Actualización 24/10/2013

Desde ese maravilloso mundo de la información que es Twitter y tras la difusión allí de este texto por Enrique Montalar -gracias de nuevo- he recibido este tuit de Víctor Soriano i Piqueras, especialista en Transporte y Ordenación del Territorio y colaborador habitual de El Huffington Post:

[tweet https://twitter.com/victormsoriano/status/393131240091828224]

Y, vaya, creo merece la pena actualizar este artículo y, sin duda, recomendar la lectura de su escrito.

No tengo mucho más que decir. Yo, personalmente, no me creo capacitado para opinar. Solo se me aviene una idea: éste es un mundo de convencionalismos, y el sistema de representación o proyección cartográfica elegido es una convención más. Es entonces en donde entran en juego los intereses políticos, el interés por mostrar algo de una determinada manera y con una intención predefinida, lo que puede condicionar y condiciona la elección del convenio.

Y es entonces cuando este animalito que escribe solamente sabe decir una cosa: pensemos y decidamos como técnicos, y no como políticos. Con sentido. Y críticos. Siempre.

Anuncios

Y tú, ¿qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s