Cinco preguntas que han dado para muchas más

Planos y proyectos

Planos y proyectos

Hace un par de semanas publicaba en este blog una entrada bajo el título Las cinco preguntas que un buen delineante nunca haría.  Para mi sorpresa y agradecimiento, ha tenido una importante difusión, muy por encima de mis expectativas, quizás porque en el fondo, pese a llevar años en esto de la Red de Redes, sea un novato en la blogosfera.

Cuando me siento a escribir letras delante de la pantalla del ordenador confieso que me libero de condicionantes y que lo hago, como el título del blog dice expresamente,  con sentido crítico. Y, sin duda, también autocrítico.  Y muchas veces eso da lugar a que parezca más bien “consentido y critico” (por el mero placer de criticar). Nada más lejos de mi intención pero, en cualquier caso, todo escrito está abierto a múltiples interpretaciones y los comentarios para su debate.

La historia de este texto que ahora publico debe comenzar por agradecer a todos cuántos habéis ayudado a difundir el anterior post. Ni yo mismo le doy, seguramente, difusión suficiente, ya que podría hacer más en este sentido. No tengo ánimos publicitarios o divulgadores, la verdad, y apenas un par de tuits en mi cuenta personal y un par de referencias en Facebook no son suficientes, sin duda, para alcanzar lo que llaman “posicionamiento web”.

Sin embargo, gracias a vuestro boca a boca, ha llegado mucho más lejos de lo que inicialmente alcanzaba a suponer. Y, en este aspecto, debo de hacer una mención especial de agradecimiento por la difusión dada a Enrique Montalar [quien, por cierto, busca empleo] y quien fue de los primeros en hacerse eco de mis palabras y cuyo tuit -interesante valorar la fuerza de un simple tuit- hizo incrementar notable y exponencialmente las visitas a este blog.

Quien no conozca a la persona, sepa que es el autor de un fantástico blog, Geotecnia, Ingeniería y Opinión, y que merece la pena ser seguido, visitado, leído y pensado. Por mi parte, pretendo algún día hablaros de algunos blogs que sigo y que considero interesantes y totalmente recomendables. Pero eso será algún día…

A partir de entonces, ya digo, fui viendo como las visitas fueron creciendo y, con ellas, algunos comentarios, en la propia entrada del blog o en diferentes lugares. Por ejemplo, me hizo especial alegría ver mi escrito en la web Menéame.net -vuelvo a decir que en el fondo soy novato y estas pequeñas cosas a este quien escribe le llegan. Gracias a Trigonauta por ello, que mi hizo sentir incluso importante… En esa misma página hay algunos comentarios interesantes -e interesados. No se trata de crear polémicas, no lo pretendo, pero me gustaría aclarar algunas cosas al respecto de lo allí escrito. Y aquí lo hago porque no dispongo de permisos para responder en dicho portal y, al fin y al cabo, ¿qué mejor sitio que éste para compartir las ideas con vosotros y fomentar aún más, si cabe, el debate?

A vueltas con el intrusismo

En primer lugar, a mi no me ha gustado el cariz que ha tomado la conversación que allí se mantenía. No se trata, creo, de ver quien la tiene más grande, valga la expresión. En todas las profesiones hay intrusismo de todo tipo y para todas las ocasiones hay oportunidad de un “no pasa nada”… y, al final, siempre pasa. Y, de hecho, creo que el peor intruso es el que nace de dentro de cada una de las actividades, el peor intruso es el que dice ser profesional de lo suyo y, en realidad, es un desprestigio para su profesión. Podría citar a arquitectos que se han vendido fácilmente a los negocios de la burbuja inmobiliaria, ingenieros de todo tipo que proyectan trazados por intereses dictados desde estamentos de poder político, social o económico y no desde la objetividad de la solución idónea o mismo delineantes que por tener el título y un curso de CAD ya se creen capacitados y los reyes del plano. Vamos, que el tema del intrusismo dará pie a muchos escritos y ya he confesado que tengo ganas de dedicarle una entrada en exclusiva -y ya son dos las deudas públicas contraídas.

Comentario #2 en meneame.net

Entrando más en las cuestiones sobre el tema, me ha gustado que se hayan calificado mis “Cinco preguntas” en varias ocasiones y en diferentes comentarios como cuestiones obvias. Así yo las considero, junto con alguna más (¿sigo confesando y reconociendo promesas pendientes o lo dejo? No quisiera parecerme demasiado a los políticos…). Ora bien: no creo que sean los escritos de un “sobrao”, como así me han calificado. Incluso ha habido voces en mi defensa -se ve que algún amigo me queda-  pero, en realidad, no creo que merezca la pena ni responder.

Este quien escribe dedica su vida profesional, por suerte en estos tiempos, al maravilloso placer de la ingeniería y la técnica en la obra civil y de infraestructuras, tratando, simplemente, de hacer las cosas lo mejor que su entender le da a saber, cometiendo errores como el que más y tratando de aprender, como todos, supongo, de ellos; procurando que su producto sea de la calidad que, ya no solo el cliente, sino el ciudadano en general, que al final es el usuario final de las realidades construidas tras pasar por una desordenada mesa como la mía. Podré parecer “sobrao” e incluso serlo, pero nada más lejos de mi intención.

[Una vez escrito y leído pienso precisamente que este párrafo sí es una sobrada. Dudo si borrarlo o dejarlo escrito… Por de pronto, me autocensuro… Ustedes disculpen…]
 

¿Capacitados profesionalmente? ¿Y para qué?

Otro de los comentarios en Menéame.net hace mención a los técnicos que salen de una carrera supuestamente capacitados y conocedores de las reglas de la representación técnica. Lamentablemente me veo obligado a incidir en la expresión supuestamente. Me temo que nada más lejos de la realidad. Y solamente habría que referirse a algunos planes de estudios o realidades universitarias para confirmarlo. Desde luego que yo hablo desde mi realidad y no tiene porqué ser una realidad absoluta, pero es insistente la necesidad de formar y orientar a esos titulados en tantas y tantas cuestiones que se les podrían, precisamente, presuponer con la titulación, como el valor al soldado. Solamente revisando los cajetines de los Proyectos y Trabajos Fin de Carrera de más de una Escuela o el contenido de dichos documentos sería suficiente para llevarse las manos a la cabeza y comprobar lo distante que está lo que se espera de lo que en la realidad es. Y sí, lamentablemente, de nuevo.

Comentario #3 en meneame.net

Claro que, ¿por qué eso es así? ¿Por qué se desvía la atención de la profesionalidad y la calidad en la representación técnica en favor de otros aspectos en las diferentes carreras y estudios universitarios? ¿Será, quizás, porque existe una profesión, la delineación, creada expresamente para precisamente eso y que se merece su respeto? ¿Será precisamente porque el licenciado, diplomado y ahora graduado universitario no tiene entre sus atribuciones la representación profesional técnica, por ejemplo? Ahí lo dejo, que creo que puede dar pie a interpretaciones interesantes y a un fructífero debate.

Impresión siempre, sea en papel o digital

Termino haciendo mención a otro tema interesante: la impresión. Claro que en estos tiempos digitales pensar en impresión en papel es un tanto analógico… pero necesario. En la Administración, al fin y al cabo, el papel pesa, es necesario, y así están escritas las reglas del juego, llamadas Leyes, Decretos, Órdenes Ministeriales o simplemente Ordenanzas. Y buena parte de la documentación técnica que se genera pasa, de una forma u otra, por manos de funcionarios y empleados públicos. Es lógico y evidente que el camino, nada fácil, está en eliminación de la impresión física y en la eliminación del papel pero, al fin y al cabo, a día de hoy, y vuelvo a referirme a la realidad con la que convivo, el papel es todavía un mal necesario.

Comentario #5 en meneame.net

En cualquier caso, aún refiriéndose a impresión exclusivamente digital, el proceso de creación en las diferentes aplicaciones es, en general, el mismo o muy similar al que se daría para una impresión física y, en cualquier caso, no se entrega el archivo de trabajo, sino el archivo de impresión. Por lo tanto considero que no está de más, ni mucho menos, plantearse obvio para cualquiera la pregunta de si hay que imprimirlo: de una forma o de otra, en papel o en digital, sí, hay que imprimirlo.

Anuncios

2 pensamientos en “Cinco preguntas que han dado para muchas más

  1. Hala, con Meneame hemos topado. Pronto aprenderás, amigo Pepe, que la fauna que pulula por Meneame es variopinta y en general bastante maleducada. Puede ser una buena fuente de visitas en alguna ocasión (cuando publiques un post con tetas, por ejemplo) pero en general no da más que disgustos. No pierdas el tiempo en esos lares.

    Me hizo gracia el que dice que no tiene sentido imprimir planos. Bueno, en mi opinión un plano (sea de mecánica, contrucción o eléctrico) se ve mucho mejor en papel que en cualquier pantalla. A lo mejor en el futuro los encargados de obra o técnicos de mantenimiento van con un par de iPads formato A3 en el bolsillo, pero mientras tanto: papel, papel, y papel.

    Y ya de paso, otra cosa: ¡Feliz Navidad!!

    • Ciertamente, Felipe: si tiene tetas es mucho lo que se menena… jejejeje…

      Ya digo que no vivo para la difusión bloguera, al menos a día de hoy, que si escribo para alguien es, en realidad, para mi, que es al resto a quien dejo libremente decidir hasta qué punto es bueno o malo el escrito, y que, vaya, me gustó ser “meneao”.

      Lógicamente allí, como aquí, como en todas las interneces, habrá y tendrá que haber de todo. En esta ocasión me parecieron comentarios suficientemente interesantes y suficientemente razonables para una pequeña aclaración mientras maduran otras ideas en la cabeza..

      Y lo cierto es que yo no me imagino, la verdad, a los curris de hoy en día -o casi mejor decir de “antes” tal y como están las cosas hoy- con tablets en la obra para trabajar [para otras cosas seguro que tienen equipos y mejores]. Sí, el papel, hoy, es un mal necesario.

      Y ya de paso, séame feliz, en estas fechas… ¡y siempre!

Y tú, ¿qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s